Menú Cerrar

Proteínas que cambian el “destino genético”

Epigenética, célula

Para explicar qué es un alimento epigenético, vale la pena usar un ejemplo pictórico de la vida de la comunidad de las abejas.

Se sabe que cada una de los ejemplares que viven en un enjambre tiene un papel específico: reina madre, las obreras, los zánganos.

Es interesante que las larvas de las abejas al comienzo del desarrollo sean siempre las mismas y no tengan los rasgos característicos asignados a una función, determinada, que por lo tanto, determina su destino y establece un papel específico en la comunidad, influyendo en si la abeja será una trabajadora que viva unas semanas o una reina fértil que viva hasta 5 años?

Bueno, esto no está escrito en el genoma de la abeja, pero está determinado por los alimentos que comen las larvas durante la fase de desarrollo.

Gracias a los componentes únicos contenidos en la jalea real, alimento rico en proteínas destinado a las reinas hacen que la larva que los alimenta se convierta en madre, mientras las larvas alimentadas con polen se convierten en obreras.

Este fenómeno muestra que la elección de los alimentos cambia el destino biológico de las abejas, y la jalea real es un alimento epigenético extremadamente valioso.

El alimento epigenético es una proteína que puede mejorar el destino biológico almacenado en los genes de quien lo consume.

Queriendo entender qué es la epigenética, podemos imaginar que fuimos “escritos” genéticamente en parte con un bolígrafo y en parte con un lapicero.

Lo escrito con el “boligrafo” se llama GENOMA – ese no cambia. Lo escrito con el lapiz es EPIGENOMA – y este si lo podemos cambiar!

No podemos cambiar nuestro ADN porque no somos abejas, pero resulta que podemos “apagar” temporalmente o incluso permanentemente a los GENES no saludables y a los GENES sanos “promover”.

Primer alimento epigenético descrito – cual puede influir en el EPIGENOMA humano – es LUNAZINA

La naturaleza epigenética de la lunasina se manifiesta que aunque no cambia nuestro código de ADN, sistematicamente suministrada al organismo, afecta positivamente como nuestro ADN se “expresa” a si mismo. La mejora, que tiene lugar en el organismo se puede observar por los consumidores de Lunasina en un tiempo relativamente corto, siempre tienen lugar a nivel celular y se heredan.

Este hecho hace que con lunasina no solo se suplementan personas que se preocupan por su salud, sino también parejas que planean tener un hijo.

Este es el primer nutriente que ha sido investigado científicamente lo suficiente que absolutamente justificadas resultan las afirmaciones de los médicos americanos, que con su ayuda podemos realmente influir de manera realista y medible en la condición de nuestro cuerpo e incluso transferir lo obtenido gracias al consumo de lunasina, beneficios para la salud a sus descendientes.

Si la humanidad ha conocido alguna vez una sustancia perfectamente definida, lo es lunasina, que realmente mejora la condición del organismo. Esto se debe, entre otras cosas, a su excelente biodisponibilidad, porque estar integrado en el complejo proteico(albumina 2s), no se digiere en el estómago y pasa a través de los intestinos a la sangre y luego a las células.

Actualmente lunasina en forma de péptido bioactivo, que afecta de manera realista la expresión génica positiva, se obtiene solamente de las semillas de soja, en las que esta proteína se encuentra en cantidades microscópicas. La lunasina, descubierta a finales del siglo XX, fue durante varios años, especialmente en Europa, una sustancia tan costosa y de difícil acceso que faltaba incluso para los laboratorios que realizan investigaciones sobre el uso de las propiedades de este péptido en la medicina. Fue causado, por un lado, por el desconocimiento de la tecnología para aislarlo, y por otro, por la extensión de las solicitudes de patentes de los Estados Unidos por parte de los científicos sobre las formas de obtenerlo.

La lunasina, desde hace varios años, no es una sustancia secreta, ni un producto de marketing, como muchas proteínas en el pasado que se han anunciado comercialmente como una panacea para todo. Se han escrito miles de estudios sobre este péptido, que es muy único en términos de las secuencias de sus aminoácidos, y entre ellos muchos documentos científicos serios que documentan los resultados de la investigación médica sobre la lunasina como una cura para la enfermedad cardiovascular, el Alzheimer y el Parkinson. Muchas publicaciones describen experimentos destinados a encontrar confirmación clínica para casos de recuperación completa de personas que padecen enfermedades graves no reversible como la esclerosis lateral amiotrófica (ELA).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading cart ⌛️ ...